5 de junio de 2009

En el epicentro: La iglesia de Cinchona

Uno de los puntos que más nos mostraron los medios de comunicación en las primeras horas después del terremoto fue la iglesia de Cinchona. En uno de los puntos más altos del pueblo, era una de las edificaciones más fáciles de ver.

Claro que desde el aire no se podía ver de forma totalmente clara lo que había sucedido abajo. Más de uno nunca se imaginó lo que iban a toparse a la hora de aterrizar.

Iglesia de Cinchona

Como dirían popularmente, el techo agarró para un lado y la base del edificio para el otro. Ese movimiento fue suficiente para sellar para siempre el destino de la iglesia.

Iglesia de Cinchona

Los que pasan cerca probablemente no se dan cuenta. De lejos, todo se ve relativamente normal. Es hasta que uno se acerca y empieza a ver los distintos puntos que se da cuenta de la fuerza que tuvo la naturaleza esa tarde del 8 de enero.

Iglesia de Cinchona

Iglesia de Cinchona

Aquí también. Poco a poco la maquinaria y la gente van borrando las huellas del terremoto. Las cosas empiezan a verse mas ordenadas y un poco mas limpias, como si alguien estuviera recogiendo poco a poco el pueblo para llevárselo a otra parte. Como si el pueblo entero estuviera empacando para mudarse.

Iglesia de Cinchona

Iglesia de Cinchona

Es una contradicción interesante, de esas en las que muchas veces prefiere no pensar la gente. Recuerdo que siempre cuando uno era niño le contaban las historias de como las iglesias sobrevivían a cualquier cosa. Como el río se desbordaba y se llevaba 20 casas, pero la iglesia quedaba ahí, o como el incendio arrasaba el barrio entero y se detenía curiosamente a la puerta de la iglesia. Pues, en Cinchona no. Ahí no hubo salvación para la iglesia. Ya si ni eso pudo quedar en pie, talvez realmente sea señal de que mejor irse mientras haya tiempo.

Iglesia de Cinchona


4 comentarios:

Alvaro dijo...

Cuando la naturaleza se enfada, arrasa con todo y sin excepción.

Buenas fotos.

Saludos,

Jeudy Blanco dijo...

Por cada iglesia que sobrevive un desastre, y de la que se hace una leyenda, deben haber unas 20 como las de Cinchona, de las que nadie quiere acordarse.

MEGAPRIMO dijo...

Que impresionante!!!

Que fotos, evidencia clara que cuando llueve, llueve para todos, cuando sale el sol sale para todos, y cuando tiembla, corramos todos carajo!!!

Salu2. :-)

Federico Herrera dijo...

A pesar de todo, la Iglesia de Cinchona fue una de las estructuras que recibió menos daños justo en el momento del terremoto. Al finalizar el asunto, podíamos ver el pueblo completamente en el suelo, pero la iglesia, dañada aunque de pie, seguía ahi como para que nos pudiéramos ubicar! Claro, con las réplicas esa noche y el tiempo que ha tenido que pasar, es obvio que esté como está. Mas bién a soportado mucho! Es una lástima.

http://recordandocinchona.blogspot.com